Filtrar Productos

Podría ser el nombre de una expresión cuando algo nos parece muchísimo – pufffff- pero en realidad, es el nombre de unos sillones de diseño en muchos casos, de lo más originales

¿Tienes alguno por casa? Aquí te contamos algunas de sus curiosidades y cómo hacerlos.

Puf de almacenaje

El puff se inventó en 1968 -no tenemos muy claro en qué circunstancias- pero la realidad es que desde entonces, nos ha acompañado con su forma acolchada y normalmente sin respaldo.

En realidad, se trata de un asiento compuesto de un relleno de material blando cubierto por una tela que puede ser de tantos materiales como se lo permita a la imaginación: cuero, tela, plástico, etc.

Para conseguir su efecto blandito, normalmente el interior está relleno de trozos de poliestireno lo que lo hace adaptable a diferentes usos y espacios. Por su estructura es como un gran almohadón que no tiene de patas, excepto los de almacenaje que sí suelen contar con ellas.

Un puff de almacenaje es un accesorio a modo de arcón que, además de dar un toque de originalidad y color a tus espacios, te permitirá además de sentarte sobre él, guardar esos objetos que no vayas a usar muy a menudo o durante ciertas temporadas, como por ejemplo mantas o ropa invernal mientras que sea verano o a la inversa.

También otro clásico, es el de emplearlo para guardar elementos que utilizas habitualmente pero no encajan o distorsionan la decoración de tu hogar.

Además, estos modelos, suelen ser los más prácticos como reposapiés, precisamente porque al contar con dos pequeñas patas, suelen dar más estabilidad y no se deforman a pesar de que muevas la dirección de tus piernas.

Precisamente el hecho de ser empleados para almacenaje, hace que estén hechos con un material algo más duro por fuera y no estén rellenos de poliestireno, dejando este hueco para esas cosas que desees guardar en su interior.

Puf redondos

El puf como hemos visto, es un mueble versátil que puede usarse para sentarse, simplemente apoyarse o recostarse, aunque para esta última utilidad, mejores utilizar los de tamaños más grandes.

Su forma más habitual es la redonda u ovalada. Ideales para pisos de estudiantes, cuartos infantiles, apartamentos pequeños y espacios exteriores como jardines o terrazas.

Podemos encontrarlos en diferentes colores, diseños y texturas que van desde lisas hasta muy llamativas. Los más habituales son los pufs estampados. También los hay personalziados.

Esta idea del puff redondo, suele gustar mucho en espacios infantiles donde los niños disfrutarán enormemente tirándose encima ¿Te animas a probar cómo hacerlo tú mismo? En realidad es bastante sencillo. Sólo necesitas la tela que quieras utilizar, un relleno esponjoso, dos cierres, aguja e hilo.

Se comenzaría haciendo la parte interior del donde se va a colocar el relleno. Se cortan cuatro trozos principales que tienen que ser iguales, así como un trozo que usaremos como base superior y otro para la base inferior.

En la base superior, tendremos que colocar un cierre que se utilizará para fijar el relleno, una vez que hayamos completado esta primera bolsa. A continuación, se cosen las partes rectas superiores de los trozos antes cortados, a la base superior.

Cuando estén unidos, se cosen a su vez, a la parte donde va el cierre. Ya tenemos la bolsa interior hecha. Para la parte exterior, seguiremos el mismo procedimiento, colocando además un cierre en la base inferior de la funda. Si eres más meticuloso, puedes descargarte patrones de manualidad sobre puff que hay en Internet para darle todo tipo de formas.

Puf cuadrados

Esta es la forma más habitual de los puf de almacenaje, como hemos visto arriba.

Pero no sólo los hay con esta utilidad, también pueden ser que un puff cuadrado o rectangular, sea blandito en su interior y no tenga la opción de una tapa con la que cubrirlo. Sino que sea un puff de relax, bien como reposapiés o como asiento.

Si el redondo ha sido sencillo de hacer, el cuadrado más aún.
Para ello necesitarás un cubo de plástico, que puedes encontrar en centros de bricolaje, aunque también puedes reutilizar algún material vacío.

Lo importante aquí es elegir una tela que os guste, pues será lo que quedará visible. Os vamos a contar la fórmula más sencilla pero por supuesto, si sois unos manitas, podéis hacerlo más profesional.

Lo primero será tomar las medidas del cubo o simplemente, envolverlo con la lámina de espuma y cortar a la medida necesaria para que rodee todo el cubo.

Después se pulveriza el pegamento sobre la superficie del cubo y se pega la espuma a su alrededor. Lo siguiente es cortar la tela a la medida del cubo y coserla ¡Así de simple!

Nadie puede decir que no tiene un puf por cuestiones económicas. De por sí, no es un mueble caro pero si encima lo haces reciclando otros materiales, además de conseguir un elemento decorativo y de descanso, harás trabajar tu creatividad.

Cerrar menú
×
×

Carrito

Envíos

  • Entrega a pie de calle 36€
  • Entrega dentro del domicilio con desembalaje 78€
  •  Recogida en tienda Gratis
 Envíos validos en la península ibérica.
 
Más información sobre gastos de envío.

Envíos

  • Producto en tú casa por 59€
  • Recogida en tienda Gratis.

Envíos validos en la península ibérica.

Más información sobre gastos de envío.

Envíos

  • Producto en tu casa por 89€
  • Recogida en tienda Gratis.

Envíos validos en la península ibérica.

Más información sobre gastos de envío.

Envíos

  • Entrega a pie de calle 64€
  • Entrega dentro del domicilio con desembalaje 78€
  • Recogida en tienda Gratis.

Envíos validos en la península ibérica.

Más información sobre gastos de envío.

Envíos

  • Entrega a pie de calle 25€
  • Envío en el interior del domicilio con desembalaje 78€
  • Recogida en tienda Gratis.

Envíos validos en la península ibérica.

Más información sobre gastos de envío.

Envíos

  • Entrega a pie de calle 16€
  • Recogida en tienda Gratis.

Envíos validos en la península ibérica.

Más información sobre gastos de envío.

Envíos

  • 5.90€ de envío en pedidos inferiores a 17€
  • 3.90€ de envío en pedidos entre 17 y 49€
  • ENVÍO GRATIS en todos los pedidos superiores a 49€ en artículos de decoración.

Envíos validos en la península ibérica.

Más información sobre gastos de envío.